El prebenjamin del ESTU en peligro de no salir a competir

El S.O.S.que llevaba el club lanzando desde el inicio del verano y en el que hasta el mismo día de hoy tanto la directiva como la dirección deportiva han estado luchando por evitar la incomparencia mañana en el partido que debía de disputar en la pista del Nuevo San Julián a las 15:30 h el C.F.Estudiantes frente al S.D.Atletico Camocha «B», como así se hará efectiva y por lo tanto la pérdida de los tres puntos por el resultado de (0-3). El conjunto de Somió dando su buena fé notificó esta mañana a la Real Federación Asturiana de Fútbol su incomparencia y posible retirada si en el tramo de los próximos días no es capaz de encontrar al menos tres jugadores/as. El equipo dispone de dos jugadores y no se ha podido ni entrenar en toda la pretemporada. Se pidió ayuda a los equipos de Gijón y también se fue a los colegios pegando carteles y dando notas a todos los niños y niñas que desearán jugar en el club de Fútbol Estudiantes, pero desgraciadamente la campaña de incorporar jugadores y la búsqueda de los mismos no tuvo efecto. Tanto la dirección deportiva como la directiva seguirán buscando hasta agotar todas sus fuerzas y medios porque «los más peques» del cuadro de Somió, salgan a competir. Desde nuestra página web seguimos invitando a cualquier jugador de 6 y 7 años que vengan a jugar con nuestro equipo y sigan con nuestro sueño de poder ver salir a competir a nuestros pequeños Guerreros. Día triste en el seno del club que se ha visto sin apoyos y seguimos denunciando que no es posible que existan equipos que tengan abecedarios con fines no sólo deportivos y otros equipos desaparezcan o puedan hacerlo como el nuestro. Tampoco es posible como «se camuflan», diferentes clubs vistiendo la misma camiseta y escudo del titular y poniendo otro nombre como tapadera para aún seguir creciendo con más equipos cuando los demás no podemos competir con la misma igualdad por diferentes motivos pero sobretodo por unas instalaciones dignas las cuales estamos luchando por tenerlas y esperamos que en breve nos llenemos de orgullo con un proyecto prometido pero que es necesario de manera urgente para que el ESTU siga existiendo al igual que en estos 50 años, donde ha sido cantera y cuna de futbolistas con muestras de no solo deportivamente hacer una labor sino que también socialmente educando para el futuro de estos jóvenes que algún día serán adultos.